Etiquetas

, , , , , , ,

Las criminales acciones yihadistas en Barcelona y Cambrils y las correlativas anteriores y posteriores de los cuerpos de seguridad me llevan a abrir dos apuntes sobre la seguridad pública en la comunidad autónoma catalana.

El primero trae causa en la explosión de la casa de Alcanar horas antes del “raid” de la furgoneta por la rambla de Barcelona. Los Mozos de Escuadra la atribuyeron a un accidente por gas y no le dieron importancia hasta después del atropello barcelonés.  Según la versión de la Policía Nacional y la Guardia Civil, dichos cuerpos de seguridad del estado si sospecharon que la causa fuera otra, peros sus colegas autonómicos les impidieron acceder a la vivienda.

Estoy perplejo por este relato y conocedor como soy de que todas las actuaciones policiales están sometidas al control y la dirección de los jueces, conocedor también que la Audiencia Nacional es la jurisdicción específica en materia de terrorismo, no comprendo por qué los funcionarios policiales del estado no acudieron a la misma en demanda de una resolución que les permitiera realizar su trabajo libres de la grosera impostura de los Mozos.

Segundo apunte: Se ha hablado y escrito en abundancia sobre la conveniencia o inconveniencia de elevar de 4 a 5 el nivel de alerta antiterrorista. Desconozco si hubiera sido procedente. Pero lo sea o no lo sea, la razón de no hacerlo no puede ser que si se pasa al nivel 5 los militares patrullarían las ciudades catalanas como lo hacen en las de otras de países de la Unión Europea en los que se ha implantado dicho nivel y que ello daría una imagen de ocupación militar de Cataluña que sería aprovechando por el independentismo. Muy certéramente David Gistau escribe hoy en su columna de ABC: “Si en Barcelona un bolardo agrede su libertad, imaginen un “paraca””.

Creo que si España está constituida como un Estado social y democrático de Derecho, que si la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado (art. 1 (1-2) de la Constitución) y que si el Gobierno dirige la política interior y exterior, la Administración civil y militar y la defensa del Estado (art. 97), será porque con ese Gobierno democráticamente elegido, el pueblo español ejerce esa soberanía que le es propia y exclusiva.

Pues bien, no me parece responsable ni moralmente aceptable que si se considera necesario o conveniente elevar a 5 el nivel de alerta, el Gobierno decline la soberanía que representa por la expúrea razón no inquietar a los independentistas. Es más, es evidente que los atentados has quitado fuelle al embate independentista. Pero además es que los terroristas han pintado calva la ocasión para el Gobierno. ¿Qué habría pasado si con el tan repetido nivel 5 se hubiera visto a patrullar al ejército en Cataluña? Salvo error, impertinencia o accidente atribuible a algún soldado, nada y se habría desaprovechado una ocasión para hacer visible y normal a España hasta, por lo menos, el 1-D.

Insisto que siempre que la necesidad o conveniencia de elevación del nivel de alerta se hubiera considerado conveniente.

Ángel Zurita Hinojal

Anuncios